SMF INSTITUTE

La DIABETES TIPO II es una enfermedad crónica que se caracteriza por altos niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes es causada por una anomalía en la producción y uso de la insulina. La insulina es necesaria para llevar el azúcar de la sangre (glucosa) hasta las células, donde ésta se almacena y se usa posteriormente como fuente de energía.

Con la diabetes tipo II, la grasa, el hígado y las células musculares normalmente no responden a dicha insulina. A esta condición se la denomina resistencia a la insulina. Como resultado, el azúcar de la sangre no entra en las células no pudiendo así ser almacenada para obtener energía. Cuando esto pasa se produce la hiperglucemia, es decir, la acumulación de niveles muy altos de azúcar en la sangre.

Por lo general, la diabetes tipo II se desarrolla lentamente con el tiempo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso en el momento del diagnóstico. El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta. La diabetes tipo 2 puede presentarse también en personas delgadas.

El tratamiento principal para esta enfermedad consiste en bajar los niveles de azúcar en sangre, y una de las maneras más efectivas de conseguirlo es a través del ejercicio físico y la dieta adecuada.

Algunos de los beneficios para la diabetes de este programa de ejercicio específico son:

Mejora el control de la diabetes al producir un descenso del nivel de glucosa en la sangre.

Provoca una reducción de la dosis de insulina necesaria para el tratamiento.

Ayuda a controlar el colesterol y la hipertensión.

Favorece la pérdida de peso.Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Reduce las posibilidades de contraer enfermedad renal crónica.

Mejora el estado de ánimo.